Ensalada César

Ensalada César. Las recetas

Ensalada César McDonalds

Ensalada César McDonalds

Aunque la cadena de comida rápida no es famosa por sus ensaladas, cuentan con esta opción "saludable" en su carta. Si eres un fan de su ensalada César, puedes replicarla en casa con esta receta, que es prácticamente igual (o mejor) que la del gigante de las hamburguesas.

Según las indicaciones de McDonalds, la pechuga de pollo de la ensalada César está marinada y asada en la barbacoa. Y eso es lo que hemos hecho en la receta.

O simplemente hacer la pechuga en el horno a 180º C durante 15 minutos, o hasta que esté bien cocido.

Lo demás no tiene misterio, simplemente mezclar ingredientes y añadirlos a un recipiente. Te sorprenderá su sabor, muy parecido al de la ensalada de la cadena.

Ingredientes para 4 personas

Para la ensalada:

  • 1 lechuga iceberg
  • 1 zanahoria rallada finamente
  • 2 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 10 tomates cherry, cortados por la mitad
  • 100 gramos de lascas de queso parmesano
  • 4 rebanadas de pan de aproximadamente 1,5 cm de grosor
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta negra recién molida, al gusto

Para la marinada del pollo:

  • 1 cucharada de vinagre
  • 1- 2 cucharaditas de hierbas secas, como tomillo, orégano, romero u hojas de laurel desmenuzadas
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
  • 1 cucharadita de ajo o cebolla en polvo, opcional
  • 30 ml de aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta negra recién molida

Para la salsa César:

  • 4 filetes de anchoas en aceite, escurridas y picadas en trozos grandes
  • 2 dientes de ajo, pelados y picados en trozos grandes
  • 4 cucharadas de mayonesa ligera
  • 2 cucharaditas de jugo de limón
  • 30 g de queso parmesano rallado
  • 5 cucharadas de agua fría

Preparación

Empezamos marinando la pechuga de pollo. Mezclamos el vinagre, las hierbas aromáticas, la mostaza, el ajo y la cebolla en polvo, el aceite de oliva, una generosa cantidad de sal y pimienta negra, en una bolsa de plástico grande que se pueda volver a cerrar.

Cerramos la bolsa y agitamos para combinar todos los ingredientes. Abrimos la bolsa, metemos dentro las dos pechugas de pollo, lo cerramos y agitamos para cubrirlas completamente.

Introducimos la bolsa de las pechugas en el frigorífico durante toda la noche. Al día siguiente, sacamos las pechugas de la marinada y de la nevera para que atempere, antes de asarlas a la parrilla.

Calentamos la barbacoa y asamos las pechugas a la parrilla durante aproximadamente 4 minutos por cada lado, o hasta que esté bien cocido. Retiramos del fuego, y lo reservamos aparte.

Mientras el pollo se asa, preparamos la ensalada. Separamos las hojas de lechuga, las lavamos bien y escurrimos mejor. Cortamos las hojas grandes en trozos más pequeños y la colocamos en una fuente grande. Añadimos los tomates partidos por la mitad y la zanahoria rallada.

Cortamos el ajo por la mitad, y lo untamos en el pan. Una vez que esté bien untado, tostamos el pan en el horno o en una sartén, rociado con un poco de aceite de oliva.

Cuando esté tostado, lo partimos en trozos más pequeños, del tamaño de un picatoste. Dejamos que enfríenme antes de mezclarlo con la lechuga.

Ponemos las pechugas de pollo asadas en una tabla y las cortamos en tiras gruesas, que añadiremos a la ensalada. Espolvoreamos por encima las lascas de queso parmesano, y lo mezclamos todo ligeramente.

Para hacer la salsa, ponemos las anchoas en un mortero y añadimos los dientes de ajo picados, machacándolo todo hasta hacer una pasta. Incorporamos la mayonesa, el zumo de limón, el parmesano y el agua, y removemos bien para hacer una salsa semilíquida.

Vertemos la salsa sobre la ensalada y lo mezclamos lo justo para que se reparta uniformemente. Servirmos inmediatamente.