Ensalada César

Ensalada César. Las recetas

Ensalada César con bacon y pollo

Ensalada César con bacon y pollo

Si preguntamos a cualquier persona sobre ensaladas, seguro que diría una ensalada César, porque es una de las más conocidas del mundo, una invención que lleva muchas décadas con nosotros y que sigue teniendo una salud deliciosa.

Si no has tenido la oportunidad de disfrutar de este entrante, aunque verdaderamente puede ser considerado como un primer plato, te vamos a dar la receta para que puedas hacerla en cualquier momento y disfrutes del auténtico sabor de las ensaladas americanas.

Ingredientes

Para elaborar esta receta necesitarás:

  • 2 pechugas de pollo.
  • 250 gramos de bacon.
  • 1 lechuga romana (puede servir iceberg, roble o un mix de ambas)
  • Una barra de pan (no importa si es pan duro)
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • 1/2 taza de mayonesa
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena
  • 1 taza de queso parmesano rallado.

Modo de elaboración

Precalentaremos el normo a 200 grados y cortaremos el pan en trocitos pequeños, pero no con el cuchillo sino a pequeños pellizcos. Y lo reservaremos. Por otro lado lavaremos bien la lechuga o lechugas elegidas para este plato y las dejaremos escurrir, porque no nos interesa que tengan agua.

Pondremos sobre un papel de aluminio los costrones de pan y les echaremos un poco de aceite de oliva a cada uno y un poco de sal maldon. Lo meteremos todo en el horno y dejaremos durante unos 10 minutos hasta que estén dorados y crujientes y los reservaremos.

Echaremos aceite de oliva sobre las pechugas de pollo, extendiéndolo con las manos para cubrirlas por completo y un poco de sal. Las pondremos en un papel parafinado o papel de aluminio, les haremos unos cortes un poco profundos y las metemos en el horno durante unos 14 minutos, controlando para que no se quemen y dándoles la vuelta cuando lleven la mitad de tiempo en el horno, momento en el que aprovecharemos para echarle un poquito más de aceite de oliva por encima.

En una sartén echaremos una cucharilla de aceite y mientras adquiere temperatura cortaremos el bacon en tiras transversales y las freímos. La razón del por qué tan poco aceite es porque el bacon ya tiene mucho y cuando tome temperatura lo irá soltando.

Lo que nos interesa es que quede poco aceitoso, más bien un poco seco. Cuando esté dorado lo sacaremos y reservaremos en un plato con un papel absorbente de cocina.

Ahora hay que echar la mayonesa, el vinagre, el bacon y el queso rallado en un bol y removerlo bien. Si nos queda muy denso podemos incorporar un chorrito de leche para qué nos quede como una salsa ligera.

Cortaremos la lechuga y la pondremos en un bol, incorporaremos el pollo cortado en tiras y los costrones de pan, echaremos chorro de aceite y vinagre, un poco de sal y el queso rallado o en lascas, removeremos y acompañaremos con la salsa, aunque también podemos dejarla en un recipiente para que todo el mundo se sirva lo que quiera.

Consejos

Si queremos hacerla mucho más rápido, podemos comprar bolsas de costrones e pan ya preparados para ensaladas y la clásica bolsa de hojas variadas para servir directamente, nos ahorrará un poco de trabajo.

Para darle un poco más de sabor, podemos optar por echarle también tomatitos cherry, zanahoria, etc.